La puesta a punto en piscinas para la temporada de baño

¡Por fin llegó el verano! Y como en España vivimos en uno de los países de Europa con más horas de sol y más meses de temperaturas cálidas, seguramente tengas por delante más de tres meses de posible uso continuado de tu piscina. Pero ojo, antes que nada toca realizar la típica puesta a punto de la misma, ¿en qué consiste?

Han sido muchos meses, quizás demasiados, de tener tu piscina tapada, protegida de las inclemencias del tiempo y del paso de los meses. Toca volverla a usar y disfrutar. Seguro que estarás deseándola y más si tienes hijos, no saldrán de ella durante las próximas semanas.

Sin embargo, tal y como manda la tradición y como cada año por estas fechas toca proceder a la típica liturgia de la puesta a punto de la piscina antes de cada temporada de baño. Por el bien de ella, por su mantenimiento y durabilidad y por la salud tuya y la de los tuyos, obvio.

Qué tener en cuenta en una puesta a punto de piscinas

Lo primero que debes hacer (y esperemos que tengas) es retirar la cubierta de protección de la piscina, limpiarla bien y dejarla que se seque al aire libre. Guárdala de forma correcta hasta el final del verano con todos los complementos localizados.

Toca limpiar los filtros de la piscina con los productos químicos de rigor así como revisar la arena que se haya acumulado en ellos. Pon a remojo con el producto químico pertinente el filtro durante varias horas con el objetivo de eliminar bacterias y otros residuos que pueden llegar a contaminar el agua de la piscina. 

El siguiente paso es comprobar el estado de otras partes de la piscina como los cestos, skimmers, rejilla, el canal rebosadero y otros elementos del vaso de la piscina. No te olvides en la puesta a punto de la piscina de lavar el prefiltro de la bomba, mira a ver que no haya oxido y comprueba la estanqueidad de las distintas juntas de goma de los cierres, quizás toca cambiarlas.

Ten mucho cuidado a la hora de limpiar la superficie del vaso no uses métodos ni productos agresivos como esponjas y cepillos y aplica productos químicos desincrustantes. Tampoco te olvides de revisar la iluminación de la piscina y cajas de conexiones.

Para limpiar el fondo de la piscina, te recomendamos utilizar uno de nuestros robots limpiafondos pero ojo al menos debe haber unos 40 cm de agua. No puedes olvidar revisar el buen funcionamiento del sistema de filtración. En este sentido, la bomba debe aspirar por la toma de fondo y por el skimmer y a continuación pon en funcionamiento el filtro contracorriente para eliminar las partículas que se encuentran en suspensión dentro del agua. 

Te aconsejamos en la puesta a punto de tu piscina dejar el sistema de filtración en funcionamiento, al menos, durante 48 horas seguidas recirculando constantemente el agua así como pasar el limpiafondos automático diariamente durante una semana.

Esta puesta a punto tampoco debe dejar a un lado el revisa las escaleras, trampolines y palancas de la piscina, no te olvides de limpiarlos y aplicar productos abrillantadores y, por último, debes analizar el pH del agua para comprobar que está todo listo para disfrutarla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *