La transición de la iluminación halógena a la led en una piscina

La transición de la iluminación halógena a la led en una piscina

Una iluminación efectiva en la piscina hará que las noches de verano se extiendan sin problemas y que los chapuzones en instalaciones de interior cuenten con la visibilidad suficiente. Para que esto funcione correctamente será necesario plantearse cada cierto tiempo qué tipo de lámparas se están utilizando y es posible que llegue el punto en el que se quiera realizar la transición de la iluminación halógena a la led.

La transición y las lámparas PAR56

Lo fundamental a la hora de realizar una transición de iluminación halógena a led en una piscina será escoger el tipo de lámpara que conviene instalar en su lugar. Uno de los modelos más populares es el PAR56, diseñado para utilizar íntegramente sumergido en agua dulce sin perder sus propiedades. Para aportar la luz suficiente a la piscina con este tipo de lámpara se recomienda instalar un aparato por cada 20 metros de superficie de agua.

Se trata de un aparato eléctrico con muy baja tensión de seguridad -12 V con corriente alterna- y que cumple con el grado de protección IPX8, con profundidad de inmersión nominal de 2 metros. Para que la nueva iluminación funcione correctamente será necesario instalar un transformador de 230/12 v que alimente la lámpara, situado a una distancia prudencial de 3,5 metros del borde de la piscina. Recuerda que cambiar las lámparas halógenas por iluminación led ahorrará mucha energía.

Las lámparas led blancas y RGB

La transición de la iluminación halógena a led en la piscina se puede realizar con al menos dos tipos de lámparas: las blancas y las RGB. Las lámparas de luz blanca mejoran la eficiencia energética en comparación con la tradicional PAR56 halógena e iluminan las piscinas contundentemente. Tienen una vida superior y un consumo energético hasta 12 veces inferior. La pureza de esta tonalidad contribuye a un baño relajante y una interesante pulcritud estética.

Otra interesante posibilidad es la iluminación con lámparas led RGB, hoy en día tremendamente evolucionadas para una triple luz en la piscina. Ofrecen intensidades de luz superiores y una mayor eficiencia energética, con el mejor rendimiento lumínico y óptico posible que permite optimizar las instalaciones como nunca.

Control remoto AstralPool

Un interesante recurso para la transiciones a una iluminación led es la adquisición del control remoto AstralPool que permite seleccionar directamente el encendido y apagado a partir de sus interruptores. También controla el cambio de 12 colores y 8 secuencias, la velocidad a la que se sucederán las secuencias e incorpora un sensor acelerómetro que permite también accionar colores o secuencias mediante movimientos.

Entre control envía las órdenes de manera directa a las lámparas PAR56 y no es necesario en la mayoría de los casos instalar el receptor modulador. El modelo LumiPlus Control Motion es compatible en exclusiva con la gama Lumiplus PAR56 Wireless. Este equipo aporta hasta un 90% de ahorro de energía, 3 años de garantía desde su adquisición, un flujo luminoso típico de 1.100 lm y una eficiencia luminosa de 29,7 lm/W.